27 de noviembre de 2011

Lectura: Memorias de una Geisha


Hace unos días terminé de leer este libro y, aunque tengo otro libro listo para comenzar/retomar (en realidad ya leí hace un par de meses el primer capítulo), no logro poner mi mente en blanco para comenzarlo.

En parte por los exámenes, que ya se me vienen encima. Y en parte -realmente en GRAN parte- porque todavía estoy saboreando Memorias de una Geisha.

Tengo que admitir que cuando lo vi en librerías hace unos años no le paré medio. Pero el año pasado durante la feria navideña alemana, lo encontré en tan buen estado (me costó BsF 2, grande y de carátula dura) que decidí llevármelo, practicar el inglés y -¿por qué no?- añadir una novela romántica a mis lecturas. Porque esa era la cosa, yo me imaginaba este libro como una romanticonada tras otra. Pero ya me había leido The bridges of Madison County el año pasado (que es bien empalagoso romántico) y lo adoré, y pues me ayudó a atreverme con la geisha.
Sorpresa de las grandes me llevé cuando comencé este libro y me pareció tan lindo y doloroso al mismo tiempo. Los primeros capítulos te pesan en el pecho, pero te obligan a leer porque fluyen muy fácil. Eventualmente comenzó, como era de imaginarse, una trama amorosa. Pero para nada la que me habría imaginado. Además, Arthur Golden logró que esta trama fuese el centro de la historia de su personaje, mas no el centro del libro, así que una se pone nerviosa/feliz/triste sin empalagarse.

Y aunque el personaje no es real (como yo equivocadamente pensé al principio), los detalles de la vida de las geishas, y de la vida en Japón durante la guerra sí son ciertos, y están descritos de una forma muy bonita. No diré que este es un libro que marcó un antes y un después en mí, pero sí me ha tenido pensando acerca del destino los últimos días.

Sayuri dice que todo lo que logramos o lloramos en la vida, todo lo que nos ha destrozado o nos ha dado orgullo es pasajero - como las olas en el mar. Dice que no importa cuánto algo te marque o pienses que te afecta en un principio, siempre pasará y vendrá una nueva ola en una dirección impredecible. Dice también que tienes un destino, y que -estando a merced de las olas- no puedes preveer o planear exactamente cómo llegar a él, pero afirma que llegarás.

Y bueno, pues le estoy dando vueltas a esa idea. Es una idea bella y terrible, si me entienden. Hay que saborearla, masticarla y digerirla para saber si es posible entenderla o no.

En fin, es una narración muy bien hecha y sencilla, muchas veces refrescante. Creo que cualquier persona que agarre Memorias de una Geisha se dará un gusto, de esos que llamamos placeres sencillos. (Los que deben buscarse más a menudo) 

PD: Tengo que admitir que, para mí, le quitó algo de encanto el que no fuesen realmente memorias. Pero igual es super encantador: los bailes, las comidas, la ropa, la música... todo te traslada a Japón, y eso de irse de la realidad un rato siempre es refrescante. No he visto la película. Acabo de buscar el trailer en Youtube y al parecer modificaron bastante la historia para el cine, lo cual no me anima mucho a verla... No sé, ¿alguien la ha visto?

20 de noviembre de 2011

Un poema de lluvia y de tí

Paper boat_by Victor Eredel

Anoche soñé
que el cielo había hecho
ríos de nuestras calles,
que la lluvia nos reclamaba
su espacio,
y que nadie
se atrevía a salir.

Y dentro de nuestras casas,
mirábamos el río,
pensando en todo lo que
no se llevó.
Y en lo que sí.

Le encontré uso
-por fin-
a esos papeles viejos
que ocupan los recovecos
de mi cuarto,
y construí un barquito de papel.

Me dispuse a surcar
este tramo ni tan largo
de agua que separa
tu techo del mío.

Y salí.
Me atreví:
fui a buscarte.
A tí, que ahora eras
mi único anhelo alcanzable.
Mi paz de siempre.

13 de noviembre de 2011

Masseratti 2lts


Estos chicos son geniales.
Frases chéveres que quedaron en mi mente luego del concierto de ayer:


Este es el mundo que quiero regalarte
Esta es la historia que quisiera pintarte.
Su capital
reina cuando cantas
pero el problema es que nadie se levanta.

No importa cuanto seas de indiferente
este es el mundo que dibujó mi mente.
Su capital
reina cuando bailas
pero el problema es que nadie se levanta

Nadie se levanta 


Quiero que tu me hagas lo que me haces tú,
lo que me haces tu, lo que me haces tú.
Que mi cuerpo duerma con sabor a tí,
con sabor a ti, con sabor a tí.
Quiero que me toques como tocas tú,
como tocas tu, como tocas tú.
Que tu sabes bien como hacerme feliz,
hacerme feliz, hacerme feliz.

Este no es el concierto al que yo fui ayer, pero píllense la euforia de la gente cuando dicen:

Caracas: te quiero. 
Vivirte sin miedo



(Venezuela) ¡TE QUIERO! 
¡¡VIVIRTE SIN MIEDO!!



Y el cierre del concierto:


En el amor siempre hay algo de locura,

mas en la locura siempre hay algo de razón.
¡Gracias por vivir en locura!


12 de noviembre de 2011

Para ser bella (2)


Bueno, como decía en el post anterior, lo que más me pegaba de todo este asunto eran los comentarios de mi papá, que aunque nunca fueron malintencionados, me hacían sentir que mi gordura era tan prominente como para captar la atención de tan distraído ser como él.
Luego estaba otro factor: estudio rodeada de hombres que se pasan la mitad de su tiempo mirando a alguna mujer y lanzando comentarios respecto a ella. Esto llega al punto de haberme hecho aprender a diferenciar si una mujer determinada será más atractiva para los hombres o para las mujeres. Lo cual sólo me confunde más cuando intento pensar quién es bella.

"Bella es Megan Fox." -dicen-
O Diane Kruger.
O Kirsten Dunst, para algunos. 
Pueden bucearse mil veces a la Patricia Schwarzgruber en lingerie en Urbe Bikini, pero 
"está rica. Pero así como bella, no" -Esos son los comentarios-.

Entonces una se pone a pensar, ¿cuál es el truco?
Lo primero, supongo, es estar buena. A eso se dedican tantos semanalmente en los gimnasios o áreas deportivas  de la ciudad. Entonces, hay que estar flaca. Pero flaca a lo Megan Fox, no flaca a lo Gwyneth Paltrow. Osea, flaca con músculos tonificados y un buen par de lolas.

¡YA VA!

Pero entonces, Megan Fox y Amy Winehouse serían equivalentes. Y no lo son. Amy no habría convencido a un hombre - uno lo suficientemente sobrio- de decirle que estaba buena.
Natalie Portman, que en mi opinión es preciosa, no está buena. Y Kate Moss, que aparece en las revistas/afiches de moda que miramos, tampoco está buena. Es más, algunos dirían que ni es bonita (¿qué se esperan con la cantidad de droga que ha llevado ese cuerpo?), pero lo cierto es que, según las revistas, debemos intentar parecernos a ella. Al menos, intentar que la ropa nos quede igual de bien.

En fin, en cada esquina hay una mujer luchando por estar buena. Y ese título es algo que hay que sufrir para ganar.
Para estar realmente buena, hoy día, hay que hacer de todo. Perder peso, arreglarse la cara a punta de bisturí, ponerse las lolas, tonificar el cuerpo con ejercicio (o ponerte los cuadritos como hizo Gaby Espino), perder esos últimos 5 huequitos de celulitis que te quedaron después de la rebajada que te echaste, gastar un dineral en cremas para ocultar las estrías... Y vestirte para mostrar todo eso. Ah, pero no rebajes tanto como para que no se te vea un buen trasero. ¡Ni que se te caigan las lolas! *grito de psicosis* god forbid THAT!

Pero seamos realistas: el rollo es que puedes cumplir con todo lo anterior y aún no atraer más que insectos. O no sonreirte en el espejo (lo cual es una especie de equivalente).

¿Por qué? Porque estar buena NO es ser bella.
--> Y tampoco es condición necesaria para serlo <---

Así que, preocupémonos menos por las medidas, y más por... bueno, por ser bellas. Ya irá una viendo qué es.
Por ahora, a criticar (y criticarse) menos. Y a darse un pase libre para buscar cuál es realmente el secreto de las mujeres reales (no modificadas) y bellas.



7 de noviembre de 2011

Para ser bella (1):


Ese viejo dicho nos lo conocemos las latinas desde chiquitas: "para ser bella, hay que ver estrellas". Desde hace generaciones. Pero, ¡ay, abuela! Cuando tú se lo dijiste a mi mamá, no sabías lo que nos estabas poniendo en las manos.
Ser bella antes tiene que haber sido un juego de niñas respecto al ser bella ahora.
Pónganse a pensar, ¿cuántas veces escucharon de pequeños a sus madres o abuelas criticar a otra mujer u hombre llamándolo feo o gordo?
Yo creo que puedo contarlas con los dedos de una mano, y se trató de un feo que quiere decir "tiene pinta de malandro" o gord@ que quería decir "no la soporto y me voy a agarrar de que es obesa" (realmente obesa).

¡Ja! Pero hoy no es así. Tú y yo lo sabemos. Solo hace falta que un@ (también va para los hombres) engorde 1/2 kg y ya a alguno del grupo se le sale algún comentario -por inocente que sea-  referente a "esos kilitos" nuevos. Y no me jodas, 1/2 kg se pierde y se gana en cuestión de 2 semanas, pasando 2 veces por Burguer King o el maléfico Subway.

Claro, si los estás perdiendo, te felicitan. "¡Eeeso, estamos rebajando!", te dicen. En el momento en el que ganas no medio sino 1 kilo, ya te dicen "María, ¿qué pasó?".

Yo pasé AÑOS entre esos dos puntos. Primero gané 12kgs, luego perdí como 6, gané 4 y luego empecé un tiempo en que (no me pesé, pero lo calculo según mis fotos) estuve bailando entre -1, +3, -1, +2, -2, +4 y por ahí vamos. Hasta mi papá, que no se dió cuenta de cuando me pinté el pelo marrón rojizo, me preguntaba (sí, preguntABA - continuamente) desde Maracaibo: "¿y cómo está la línea, hija? Sabes, si tú quieres podemos ver si te metes en un gimnasio allá.¿No estás haciendo dieta?"

Tengo que admitir que eso me pegaba, pero la verdad es que nunca me he sentido seriamente acomplejada por mi peso. Ni siquiera cuando tuve esos 12 kg extra. De mi look, lo que sí me acomplejó por años fue el acné. Tuve un acné terrible que sobrevivía a todo, hasta que le puse Roaccutan. El colesterol por los cielos, los labios rotos a cada rato, cero licor, cero playa o piscina, cero frituras por 15 meses... y se fue el acné.
Después de eso, de verdad que mi peso era factor de mínima preocupación. Digo, ya por lo menos sabía que la gente -y yo misma- me podía mirar a la cara y no pensar "pobrecita". Y andaba de verdad feliz con mi look.

Pero una se mira en el espejo y desearía que esa barriguita se pusiera plana. Sobre todo con la ropa actual, que o te lanzas por la moda de lo ancho, o te rindes a mostrar -mínimo- un cauchito, porque la ropa de estos años no perdona a nadie. A menos que tengas un cuerpazo, claro.

Pero allí vamos, ¿qué es un cuerpazo actualmente? ¿Es suficiente* para ser bella?

Los dejo pensando la respuesta a eso, con 2 cositas que vi ayer:
1- les muestro una foto que me dio risa:
Karolina Kurkova- desfile de Victoria's Secret
Esta foto se llama Karolina FAT. ¿Pueden creerlo? Han destruido a esta chica por haber mostrado esa grasa en su espalda y esa celulitis en sus trasero. (Esto fue reciente, lo pueden buscar en las noticias.)

2- mi primo diciendo ayer que la Miss Mundo (que es venezolana) "es bien linda, pero tampoco es como para que se gane Miss MUNDO. Las mujeres de -la competencia- este año estuvieron feas"
(digo yo: ¿QUÉ?)

Ahí los dejo. Hasta pronto.



* No, no estoy metiendo ideas de belleza interior, por los momentos.

4 de noviembre de 2011

Pensamiento 1


A veces me pregunto si estás con ella sólo porque te hace creer que puedes ser mejor persona  y no porque te hace saberte mejor persona. 

En esas cosas que son de a dos, muchas cosas se vuelven frágiles cuando la línea entre creer y saber está enrollada.

26 de octubre de 2011

Malas influencias

(A S., A., M., R., R., y otros varios. Todos caen dentro del mismo pote, en mayor o menor grado, figuras paternales de sus hijos, sobrinos, primos o hermanos menores. Esto es lo que en el fondo siempre me aguanto de decirles)

Déjame decirte algo: 
Una cosa es que los padres se hagan una mala imagen frente a sus hijos desde que éstos son niños. Otra muy distinta es que tú aproveches tu autoridad frente a otra persona (sobre todo niños) para meterle vainas en la cabeza respecto a sus padres, sean éstos también tus padres o no.
La diferencia entre ser guía o cizañera es enorme, pero es sencilla de entender si olvidas tu egoísmo. (Acéptalo, eres egoísta y no te lo voy a decir bonito a estas alturas). La diferencia está en lo que generas:  un niño con malos padres crece tratando de mejorar los errores, sobre todo si tiene un buen guía. Es un niño que muy probablemente aprenda a ser feliz y a salir reluciente de la cuevita oscura de sus padres, y te aprecie más de lo que imagines. Tendrás un amigo, y una buena persona.
Un niño que crece escuchando lo malos que son sus padres es alguien que lleva siempre algo adentro que no quiere y no se sabe quitar (porque no es fácil aprender a hacerlo). Es alguien que va a quererte -porque fuiste su confidente- y a odiarte (en el fondo) -porque tú lo enseñaste a no querer-.
Si tú le enseñas a un chamo a no querer a su(s) padre(s) le estás quitando un montón de cosas. No lo hagas. Sean padres buenos o mediocres, representarlos como villanos solo duplica los problemas en la casa. Tienes que decidir si quieres proteger a una persona o crear a alguien "fuerte" que no sabe lo que es un hogar, ese sitio adonde uno se siente a gusto y seguro. 
Decide si enseñas a saber curarse o si enseñas a vivir herido.
Sé un(a) guía.
Y perdona, porque eso es lo primero que  te toca a tí.


PD: (a R. especialmente) Deja de echártelas de altruista. Ni tú te comes ese cuento.

19 de octubre de 2011

Mon seul regret


Et si je ne l'avais pas quitté?

El ballet. Tantas veces lo añoro. A veces no puedo evitar pensar que esa es era mi forma de arte.

12 de octubre de 2011

El trabajo del artista


Así que, allí estaba Gil, con la garganta seca y un personaje principal que trabajaba en una Tienda de Nostalgia (Nostalgic shop) porque gran parte de él no lograba lidiar con la violencia y demás desesperanzas del mundo actual, de la misma manera en que Gil no lo hacía. Lamentaban (ambos) no haber vivido en una época en que el mundo giraba alrededor del conocimiento, el amor y las artes. Allí estaba ella, con la novela en mano, y en el momento en que uno detiene la respiración para saber si le dirá que es buena o es terrible, ella se acerca a Gil y dice:

"Now, about your book: It's very unusual indeed, in a way it's almost like science fiction.
We all fear death and question our place in the universe. The artist's job is not to sucumb to despair, but to find an antidote for the emptiness of existence. You have a clear and mighty voice, don't be such a defeater!"

Y así, Woody Allen pone en la boca de su personaje Gertrude Stein (Kathy Bates) una belleza de reflexión acerca de lo que debe hacer un artista. Expresar en su obra el antídoto al vacío de la existencia.

No me considero una artista, y no puedo decir que esa tarea es fácil o difícil de lograr. Pero creo que es fácil entenderla.
Si el arte es la expresión de aquello -concreto o abstracto- que nos rodea, entonces lograr "vaciar" en una obra  nuestra visión o sensación particular de un elemento del mundo es definitiva e innegablemente una afirmación de la existencia y de la consciencia de vivir. Y eso es imposible para quien lleva una existencia vacía. Tanto más si aquello que se expresa no es algo meramente percibido en el exterior sino un reflejo de la interioridad, porque entonces el conocimiento propio se enriquece y se rueda por el camino de detallar, cuestionar o admirar más detalles de una existencia cada vez más rica.
Quién sabe, el arte quizá lleva a una existencia plena. Sería toda una experiencia conocer a alguien que haya vivido eso.

Yo quizá nunca lo sepa, pero me gusta pensarlo. 
Pensaré que esta no es solo la tarea del artista, sino la de cualquier persona. O que todos tenemos nuestra forma de arte particular y debemos usarla para buscar sentirnos realmente contentos. 

No desesperemos. Las respuestas que queremos, las sensaciones que queremos, todas están allí. En algún lado. Y podemos llegar a ellas. Quizás todo se trate de escucharnos tranquilamente, descubrir cuál es nuestro arte y -claro está- ponerlo en nuestro día a día.

El mío...bueno, les contaré cuando lo descubra. ¿Cuál es el suyo?

10 de octubre de 2011

Comer, rezar ¿meditar?, amar


Uno siempre que desaparece un rato del blog queda con la espinita de deber justificar su ausencia.
Incomprensible para los demás, que no escriben, y hasta para uno mismo, es que este sitio se empiece a volver casa, almohada y aire en el que dejar ver partes de su vida y de sí mismo. Pero así es.

Los que tienen tiempo leyéndome saben que me pierdo de a ratos. ¿Ya para qué justificar?
Que las cosas se me pusieron difíciles, que no he tenido internet en mi casa en un buen tiempo, que aún con internet no he querido escribir porque me aterra la idea de vaciar mi cabeza y verla como un drama shakesperiano de este lado de la pantalla, que las cosas se han puesto mejores, iguales o peores, que voy pasando entre rabia, confusión, esperanza, alegrías, sueños y paciencias; que la paciencia a veces es forzada, a veces no, que Blogger no quiso funcionar bien durante unos días... ¡Uf! Podría escribir una decena de posts con todo aquello por lo que no escribí. Y no podría importar menos.

Sólo hay que volver a escribir :)

Algo sí les cuento: aquéllo que mencioné hace 3 posts de tomar otro enfoque... bueno, funcionó. Enseguida. O está funcionando. Creo. Espero.
Still in love, back together. Growing up.

Vi Comer, rezar y amar. Estoy cocinando, estoy amando como nunca. Quiero leer el libro. Y aunque ella y yo estamos en la situación opuesta, ella se divorcia y yo me reúno, Elizabeth Gilbert me dejó con una idea en mente: crecer y buscar mi equilibrio. Así que, si me ven por ahí cerrando los ojos en silencio, sepan que no estoy loca, solo estoy tratando de respirar paz.


5 de agosto de 2011

Los top 5 de Expanzoo

Hoy fui a Expanzoo, y me sorprendí de llevar 6 años ya en Caracas sin que ninguna de las muchas amistades que he tenido me hubiese hablado del precioso zoológico de contacto.
La visita fue una maravilla. Para quien necesite respirar limpio, relajarse y ver mucho verde, es un sitio espectacular. ¡Y MUY cómica!


Entre tantas cosas que me dejaron con la boca abierta, los top 5 fueron:

1. Los gallos: uno posaba, otro jugaba a estar muerto, y a otro lo vimos salir corriendo del cafetín, habiendo robado un NUGGET DE POLLO. Jajaj nunca había visto algo tan caníbal.

2. Los cerditos son tan inteligentes, que toman agua de un bebedero que ellos mismos deben accionar.

3. El burro que rebuzna cuando ve que al caballito de enfrente le estás dando zanahorias por mucho tiempo. Sólo se queda quieto cuando lo miras, y vas y le das zanahorias a él también, jajaj es comiquísimo

4. El camello dromedario es ENORME y super arisco, ¡pero al final me dejó hacerle cariños! No sé, él es un ser serio y nos entendimos.

5. El precio de la entrada. Sólo cuesta BsF 50 y vale 10 veces más la pena que ir al cine a ver lo mejorcito de la cartelera actual, que no es muy alentadora desde hace meses.
¿Qué esperan para ir?

19 de julio de 2011

Woody Allen: siempre una sorpresa

Yo quiero ver esta película.
Word is, es un viaje cultural y artístico por París, tal cual lo soñamos todos los que no vivimos en Francia.
Y esa no es la única razón por la que quiero verla. La segunda y principal es: es de Woody Allen.
¿Qué les parece el trailer?


A mucha gente no le gusta Woody Allen. A muchos les parece demasiado franco o exagerado su concepto de ciertas cosas, demasiado fría su mirada sobre el amor -del que tanto habla en sus películas- e incluso, demasiado nula la trama de sus películas.
Realmente, no me gustan todas sus películas, aunque sí puedo decir que no hay ninguna que deteste (de las que he visto hasta ahora).
Creo que el cine al que crecí acostumbrada evalúa demasiado lo ficticio, lo WOW, lo breathtaking como dicen los gringos. De las películas de W. Allen, me encanta justamente la atención llevada a lo cotidiano y a los giros inesperados, pero a la vez comunes y reales, que genera una mínima decisión.
Los gringos, en los últimos años, ya no van tanto al cine por él. Los europeos, en cambio, lo aman. Conozco relativamente poco el cine europeo y no soy entonces una crítica de referencia, pero es brutalmente distinto al  hollywoodense, y me atrevería a decir que se ha protegido más de la ambición dominante en toda película de Hollywood, léase: ser inolvidable (y taquillero).
(Y yo ya estoy pensando que se están buscando lo de inolvidables a punta de efectos especiales y 3D)

No tiene que caerte un pedazo de cielo en la cabeza para que ocurra algo que te marque la vida. No tienen que haber explosiones ni villanos para que surja la emoción verdadera, ni tiene que haber un final correcto para que sea un buen final. En muchas ocasiones de la vida real, las cosas simplemente se acaban. Me parece que él transmite todo eso con sus películas, de una manera TAN perspicaz que, así duela, divierte.
Lejos de decir que idolatro a Allen, me encanta su mínima sorpresa en todo, ese enfoque que recuerda que hay una belleza escondida detrás de realmente cualquier emoción... Debo decir que el tipo a veces logra tal desconexión de lo emocional, que me parece sobrehumano.

Definitivamente, Woody Allen no es de este mundo y yo, yo sí, espero ansiosa esta película. A ver qué sorpresas trae.

18 de julio de 2011

Sobre una tabla olvidada


A veces la mente y el entorno nos juegan trucos.
A veces, hacen que terminemos enfocándonos sólo en las grietas, como ésta en la mesa que sostuvo minutos de mis pensamientos hoy.


Pensaba durante un rato en las ambiciones, en qué significan, en qué implican y cuánto las debemos proteger. Pensé, vagamente, que quiero muchas cosas, y otros también quieren las suyas. Pensé en cuánto puede dibujarse uno en la cabeza una ambición... porque, por mucho que lo busquemos, no llegará ese obtejo o ser exacto que esperamos, lo que se nos enseña a hacer viviendo es doblar, cortar, amoldar, educar o encender eso que llega a nuestras manos, y luego ver qué hacer con el resultado.

Sin irme a la infinidad de subjetividades que implica considerar algo perfecto, creo firmemente que todo lo concreto en nuestro mundo (salvo quizás el mismo mundo) tiene imperfecciones. Hasta nuestros sueños tienen grietas.
Habría que pecar por ilusos para no considerar que no podemos concebir en detalle algo que no tenga fallas, que no tenga detallitos, como decimos los venezolanos.

Por eso mismo, las grietas no son motivo de frenarse.
Las evitas, las arreglas, te las llevas por delante o las escondes. Pero no te rindes. Ellas nunca -salvo en el arte- son el elemento principal. Ellas no son parte del "bigger picture".

Fue más de un genio el que dijo: "todo es cuestión de punto de vista."


Otro enfoque.
A veces, las cosas esas que llegan, flaws and all, son lo suficientemente buenas para que quien se doble, mueva, infle o incinere seas tú.Who knows? You might get yourself into one of these win-win situations.

Hoy, sobre esa mesa olvidada, me preparé para pensar en contextos, en entornos, en causas, en formas.
En las dificultades. En que hay soluciones, y quizá el truco sea el mismo que en negocios e ingeniería: abrir bien los ojos, observar alrededor, integrarlo todo en un respiro, y aceptar que -después de todo- puede que sólo haga falta otro punto de vista.



17 de julio de 2011

Diario 2

Esta tarde dejé de lado un rato la música, mi bolígrafo, cerré el cuaderno.
Hoy me inspiré y nacieron ideas, pero cuando empecé a pensarlas, pensé que me caería bien sencillamente no pensar.
Aunque fuese por un rato.




Contemplar un rato la naturaleza, echarse en la grama así, sin más preocupación que un rayito de sol directo a los ojos es algo que parece trivial, pero es bien necesario. ¡Y cómo repone de paz!

PD: si las musas no hacen huelga por mi vagancia de hoy, este blog se va a poner activo :)

13 de julio de 2011

Lector(a)

A quien lea:

No se alarme.
El próximo post será ya sobre otro tema.

Hasta entonces, le doy receso a las musas.

7 de julio de 2011

¿Viviremos y venceremos? o.O

Mis otras voces y yo vamos a tratar de decir esto de forma resumida, pero me disculpo de antemano, se nos complica eso. (Voy a poner lo importante en las letras oscuras, para el que se quiera ahorrar la intro.)
Explicar esa tristeza de ayer, la que volví a guardar hoy.

Todo empezó con el desfile del bicentenario. Fíjense, yo de chiquita siempre quise venir a Caracas a ver esos desfiles de gente y militares y aviones, cantando el himno nacional. De verdad, era mi forma de ver que aquí la gente estaba tan enamorada del país como las maestras nos enseñaban a estarlo en el colegio.
Este año, viviendo en Caracas, tuve la oportunidad de ir a verlo y no fui. Y de pana, tenía GANAS.
¿Por qué no fui? Me protegí de una posible -y efectivamente probable- decepción.


El 5 de julio TODOS los venezolanos teníamos motivos para celebrar 200 años de independencia. Poca gente se da cuenta, pero de verdad no es lo mismo 30 ó 100 años de independencia, que 200 años. El espacio para desarrollarse es mucho mayor. El enraizamiento de la idea de la libertad dentro de la mente del pueblo es exponencial con el tiempo, y ahorita, a pesar de que dependamos del petróleo, de Estados Unidos,  y del dólar para importar los productos que no nos esforzamos en producir; nos sabemos libres. Sabemos buscar lo que queremos.
Por eso sostengo que debimos todos celebrar.


Ahora, como venía contando, el factor decepcionante que me temía apareció. Militares cantando que quieren socialismo, para empezar. Si lo cuento en otro lado, no me lo creen. Y yo pensaba que eso -que ya es normal- iba a ser la decepción del día. Me dormí pensando en eso, luego de que vi el final del evento, vi a Dudamel cerrar el concierto, lloré escuchando el Alma Llanera... Quedó magnífico. Todo. Yo me quito el sombrero con los que organizaron esa vaina. Porque los trajes históricos, las carrozas, los trajes militares que usaron... todo fue una belleza. Así, con ese esplendor y más, es que hay que celebrar a un país.
Yo, por mi parte, me saqué la espinita y me acosté feliz.
Esa felicidad me duró como hasta las 8 am del día siguiente.

Y todo fue culpa de la oposición. Fíjense, cuando me metí en Twitter y vi lo que estaban diciendo de Dudamel (y otros), denigrándolo por haber participado en el evento "chavista", por poco me vuelvo Hulk. Cuando se me pasó la arrechera, me puse triste.
Yo creo que todos estamos de acuerdo en que Gustavo Dudamel es la figura musical venezolana más reconocida actualmente en el mundo. Él y Simón Díaz, pero él es el nuevo concepto, el éxito del talento dedicado a generar talento nacional. ¿Quién tiene más merecido que él el honor de representar a su país en un acto DE ESE TAMAÑO? ¿Quién mejor que él, para transmitir con su música eso que sí nos une a todos los venezolanos, para enviar calladito ese mensaje final y dejarnos a TODOS con una sonrisa?

Me parece terrible y asqueroso que lo insultaran. La oposición se jacta de "ser abierta", e igualmente excluye. La gente está obsesionada y envenenada de un lado y del otro. La gente no quiere ver que Chávez no es ni la solución, ni el verdadero problema. Todos están felices con tener un blanco a quien apuntar el dedo para achacarle sus rollos o mostrarle los estómagos vacíos para que se los llenen gratis.
Los medios dicen lo que les da la gana. Unos, siempre amarillos y los otros, siempre rojos.

Si de verdad la gente está pensando contentarse con un mal menor, a costa de salirnos del "socialismo del s.XXI", entonces aquí sólo cambiarán las cosas por encima.
Si la gente sigue envenenando a los demás como lo han hecho hasta ahora, esta causa-país se va a volver poco a poco menos defendible. Y, en el punto en que estamos, eso ya es bastante decir.

Quiero irme.
No quiero irme.
Quiero irme.
No sé...

Aquí, o podemos vivir todos, vencemos un poco nuestro egoísmo y echamos pa' lante como es, o nos tatuamos las 3 estrellitas del 3er mundo en la frente y nos sentamos a esperar las otras.

Hoy por hoy, quiero irme.

6 de julio de 2011

Diario 1

Nunca he sido fan de eso de tener diarios, pero creo que esto amerita ser escrito. Así sea para mí misma.

Hoy me puse tristísima en la mañana y creo que todavía me queda un fondito gloomy. Siempre me pongo así cuando me empieza a germinar de nuevo esa idea. Esa que he eliminado como monte en un jardín, varias veces. Esa que escondo detrás de las cortinas oscuras para no prestarle atención, como le hacían a los cuadros feos antiguamente:


Vete de Venezuela.
Ya no vas a verla bien.

Una idea auto-justificada, como ven.
Y me pone triste, porque yo siempre me he querido quedar a vivir acá, pero cada vez siento que esa idea germina con mejores raíces.

Es que... nada promete.
Tengo que ponerme a estudiar, pero mañana cuento un poco por qué.

5 de julio de 2011

Difundir ideas vs. tomar acciones

Expresión y acción.

¿Debería cambiar allí esa y por un vs.?

Voy a empezar yendo directo al grano.
En el libro que les comenté hace poco de Carlos Fuentes, él mismo se describe como un opositor del gobierno, un individuo de cierta importancia en la esfera intelectual-política del país. Como escritor, reflejaba en cartas, publicaciones y en sus mismas obras esa realidad que necesitaba manifestarse al mundo, y a los mismos mexicanos engañados por los medios de comunicación. En fin, cosas con las que podemos asociarnos los venezolanos.
El personaje de Diana Soren le dice a Fuentes en cierto momento:
"Te había leido (...) Creí que eras un revolucionario de verdad. Alguien que pone sus actos donde pone sus palabras. No es cierto. Escribes pero no haces. Eres como los liberales gringos."
Acto seguido, lo deja. Pero eso no importa, acá lo que llama la atención es su argumento, su decepción.

Personas como Diana Soren hay muchas. Personas como Diana Soren piensan que sólo el acto es la manifestación debida de una idea. Piensan, en muchos casos, que es necesario construir algo, destruir algo, desordenar otra cosa, hacer visible la bota afincada sobre la cabeza de sus culebras...
¿Deberíamos estar todos de acuerdo con esto?

¿Qué queda entonces de Rousseau, de su contrato social, de Montesquieu y de tantos otros? OK. No todos hemos leido a Maquiavelo, y yo sólo sé de Montesquieu lo que aprendí en el colegio. Vámonos a otros ejemplos, vámonos a Mario Vargas Llosa (a quien tampoco he leido), a José Saramago, o vengámonos más acá con gente más pequeña como Laureano Márquez o Zapata, si les gusta. Ellos hablan, escriben, dibujan una realidad a un público enorme en el caso de los primeros y pequeño -pero significativo- en el caso de los últimos.
Todos llaman a las conciencias, a la pregunta, a abrir una puerta hacia nuevas ideas. Mejores ideas.
¿Son voces nulas, acaso?

Siendo yo la que escribe, me doy el lujo de lanzar mi opinión: no.
Creo que el artista (incluyendo al escritor) hace por el cambio tanto como hace un militante de la ETA por su propuesta. Es una movida muy distinta, sin lugar a viene de mentes distintas, pero no por ello debe considerarse una movida de menos validez. Hay gente que no lo sabe, pero sembrar una idea puede ser peligroso, algo más acusable, sí, pero más virulento y difícil de prevenir que la implantación de una bomba en la cama de G.W. Bush.

Personas como Diana Soren piensan que los que actúan rigen el mundo, cosa que es difícilmente cuestionable. Yo creo que les falta considerar que no son esos mismos los que rigen a las personas. Cada quien se rige a sí mismo*, está en cualquier concepto de libertad. Falta ver, ¿qué es lo que hace que nos veamos como un GRUPO y demos ese paso extra hacia exigir cómo queremos que nos gobiernen?
¿Que llegue un caudillo que se pinte como un caballo indomable y nos diga "vamos"?
¿O que de verdad entendamos que no hemos pensado BIEN en lo que queremos?

A pesar de haber usado la palabra "caudillo" que suena acá a cada rato, no quiero referirme sólo a la situación política venezolana, podríamos hablar de si nos lanzamos o no a decir de una buena vez que NO QUEREMOS que nos construyan esa clínica privada que quieren hacer en la esquina. O que nos muestren los planos de vialidad que proponen con el centro comercial mega atravesado en la vía hacia El Hatillo. Yo creo que no sé de un país/pueblo en donde todos estén de acuerdo con lo que pasa.

Necesitamos darle valor a la idea.
No hay acción inteligente /smart choice sin una idea.

Acá les dejo una charla interesantísima que vi hace unas semanas en TED Talks.
La exponente es una mujer iraní, se llama Shirin Neshat y es fotógrafa y artista plástica. Está exiliada por haber expuesto obras de arte con ideas inaceptables para el gobierno actual, y desde occidente llama a las personas -en todo el mundo- a expresarse, denuncia la hipocresía política de los EEUU y habla de la importancia de estar consciente de las cosas.
Les juro que este video vale la pena. (Y creo que pueden ponerlo en español)




Shirin Neshat no ha dirigido ataques terroristas, ni golpes de estado, ni marchas por su país. Pero si desprecian en su arte un impulso hacia ver qué está pasando, hacia la pregunta de ¿tiene que ser así?, entonces quizá estén, como muchos acá, marchando sin saber sobre qué están sonando sus pisadas.
Digerir la idea fue la base del éxito de Martin Luther King y de Gandhi.

En cualquier ámbito que lo tomen, puede ser la base de nuestro éxito en muchas acciones.


* Hay limitantes obvias que no vienen al caso.

3 de julio de 2011

Lo que diría un sabio

Largo.
Muy
largo,
peligroso
y
enredado
es
el
aventurado
camino
que
lleva
hacia
una
hermosa
mujer
..............................ajena

(La mujer prohibida, Rafael E. Cárdenas)

PD: Lo cito porque me gustó. 
Porque no alaba el hecho. 
Porque describe la tentación y la reserva.
Me fascinan estas duplicidades.

1 de julio de 2011

Aprendiendo a leer, recordando escribir

¿Les pasa que sienten que twitter les roba para sí ideas que podían bloggear?
En esas ando. Siento que quiero escribir mil cosas y, de algún modo, termino resumiendo algunas en 140 caracteres, o tragándomelas sin remedio. ¡Y tengo tantas ganas de escribir!

Me propuse retomar la lectura estos meses. ¿Por qué no hacerlo? Es algo que me encanta y que he dejado "sólo para vacaciones" (lo siento RAE, mis sólos se quedarán acentuados) poniendo como excusa que por el agite constante de mi universidad que cada semana me tiene estudiando, pues no me puedo dar el lujo de estar pegada con un libro. Quiero demostrarme lo contrario, y permitirme ese placer de perder la mente en otro espacio, otro tiempo, otras mentes. No sé si ya lo he dicho antes acá, pero hay pocas cosas que me llamen tanto la atención como sumergirme en la cabeza de una persona que es distinta a mí. Una persona con pensamientos parecidos a los míos me divierte, pero si pudiera examinar las ideas que encierran las mentes ajenas, sería tan obsesiva y minuciosa -aunque no tan sádica- como un Dr. Lecter con la agente Starling.
Eso es algo que, por mil y una razones, sólo puedo hacer a través de los libros. Y, con todo y eso, no es la razón principal por la que me fascinan. Esa razón sería, simplemente, el mundo que te abre, puede ser el mismo mundo y siempre será distinto porque lo ves a través de distintos ojos. Hay millones de historias de amor, millones de personajes enamorados, pero díganme: ¿hay acaso otro enamorado como Florentino Ariza? ¿otro como Esteban Trueba, o como Robert Kincaid?

No sé a ustedes, pero a mí desde muy pequeña me gusta leer y es por eso. Porque el mundo se vuelve realmente infinito en los libros, y como son libros, está en tus manos.

En lo que va de mes, me leí varios de los primeros cuentos de Benedetti, escritos entre el 47 y el 50 si no me equivoco, y un libro de Carlos Fuentes (Diana, o la cazadora solitaria) que me comí en 2 días porque, aunque no es el mejor de los libros, me embebía en las mentes bizarras de sus 2 personajes principales. Una locura.

Ahora, también siento la necesidad de escribir. Tengo mil ideas en la mente y me niego a reducirlas todas al formato de pajarito azul. Por mucho que intentemos, no funcionan así nuestras mentes, y la simplicidad no siempre es buena.
¿Ustedes qué han leido últimamente? Ese "(...) Potato Peel Society" del que habló Ani me llamó la atención, con tanta propaganda, pero ni modo, tengo que dejar de comprar libros y comenzar a leerme los que tengo. Y a buscar nuevos blogs, porque muchos de mis favoritos ya no escriben (¿tienen recomendaciones?)

Yo, por hoy, me retiro. Ya llegó el sueño.
Luego veremos cómo va eso de no dejar las ideas sólo en twitter.
¡Saludos!

PD: Quizá me piensen una ultra galla por estas confesiones que les estoy escribiendo, jaja. Quizá sepan de lo que hablo. Los libros me han hecho soñadora, me han abierto la mente. ¿Cómo no adorarlos?

20 de junio de 2011

Esta mañana y otros cuentos

"(...) ¿No ha escrito usted nunca una carta sin la intención de mandarla, y la ha puesto en un sobre sin la intención de mandarla, y ha salido con ella... todavía sin el propósito de enviarla; y entonces ha oído cómo caía en el buzón?"
Fragmento de "Esta mañana",  de Mario Benedetti

Esto les pasa a algunos. O a todos, alguna vez. Un día te despiertas y te das cuenta de que no todo el aire que está dentro de tí es tuyo. Que has estado guardando parte de la esencia de ese ser al lado de quien te permitiste cada vez más acostarte a mirar el exterior. Ese día piensas que has llegado a hacer unas cuantas cosas sin pensar, unas cuantas cosas distintas a las que solías hacer en algún momento olvidado... miras hacia atrás y las ves, -por vez primera- esas tantas desandanzas sobre las líneas de tus íntimas costumbres.

Yo desde hace rato me quedo oliendo un poco más las flores, y el viento. Y, cuando se me cae una pestaña, siempre la miro antes de botarla. Y le digo "¡hola!" a la almohada cuando me despierto en las mañanas. También pienso en cómo preparar un café perfecto (¡yo que aborrezco el café!), estoy feliz cuando estoy más triste, y -por si fuera poco- uso cobija todas las noches, a pesar de que al principio no puedo dormir por el extra de calor.

Y detrás de este montón de tonterías y mínimos absurdos, está ese aire que se me ha coleado- de tí. Ese aire/persona del yo+tú. Ese ente raro que se formó tan sin querer como la carta cayó en el buzón de Esta mañana. (Como cayó en mi mente desvelada esta certeza de que sos, tan inconscientemente como yo, el motor de estos discretos disparates)




PD: You're all that i can't leave behind, Frank.

18 de junio de 2011

Sin permiso





¡Hola, guapo!

  

No te de pena, mira.




Es que tú eres muy visual, 
y yo quería decirte que...



this is one of my 
-very secret- favorite places :)


17 de junio de 2011

Lección #1 de tantos días


Hay quien no lo sabe, este secreto a voces que tantos gritan: los amigos valen oro, y son pocos.
¡Cuánto hacemos mal al olvidarlos! 

No sé cómo nace una amistad. ¿Alguno de ustedes tiene esa respuesta?
No sé si fue ese momento "íntimo" en que compartimos algún secreto o ideas muy profundas, si fue un rato super divertido, gustos similares o demasiada costumbre (o algo más), lo que me llevó a ser amiga de fulano o fulana. Pero les tengo a todos un afecto enorme, un cariño de esos enormes que uno aprende a percibir cuando se es niño y algo en alguien te maravilla.

He fallado y fallo mil veces en no decirlo, en no demostrarlo, en no estar pendiente.
Cuando tienes la suerte de cruzarte algo que consideras maravilloso, es mejor no dejarlo ir. Yo, yo tardé días en entender por qué El Principito abandonó a su zorro. 

Este post lo hago pensando en esos muchos (que son pocos) que quiero, en llamarlos y echarles vaina, y echar cuentos y reír. Pero lo escribo pensando en una persona por encima de todas.

¡Cómo te extraño, Caro!


8 de junio de 2011

Ya llegué tarde a decirlo, pero...

Ayer cumplió años Juan Luis Guerra.
Y pues, ya se me están cerrando los ojos, pero ¿cómo no dejar este recuerdo en mi blog de mi lejana alegría?
Juan Luis Guerra es una figura (probablemente la única en el medio musical) que me inspira tantas cosas bonitas. Este señor ha vivido experiencias durísimas en la vida, y en su música ha buscado a Dios, ha pedido justicia, ha hablado de forma alegre de cosas que tantos lamentan - ¡y quién sabe a cuántos no han ayudado sus letras! -, y ha hablado del amor y de la vida, que como la ves en sus canciones, siempre es bonita. Desde aquí, a mil grados de separación, lo veo como un hombre con un gran espíritu y mucho, mucho deseo de compartir su visión.

Canciones como El Niágara en bicicleta, Arregla los papeles, Las avispas, y tantas otras, no pueden sino levantarte el ánimo.
Podría dejarles la letra de esa primera canción, pero ya se la saben de memoria. Dejo aquí parte de la letra de Abriendo caminos. Otra más que nos susurra bailando un "echa pa' lante" :)

¡Feliz cumpleaños, Sr. Guerra!
Nadie en el mundo se merece tantos Grammys como usted.

Abriendo caminos (Extracto)


Voy abriendo caminos para dejarte
las cosas buenas que aprendo
mientras camino mis calles

Me llevaré
las buenas luces que tiene la gente
que me iluminan la vida
y me regalan mi suerte

(Coro) Como un río que camina hacia el mar
quiero ver la risa del sol por las mañanas
que venga siempre a golpearnos la ventana
yo quiero un sol
yo quiero un sol que me acompañe
hablando siempre de frente
tirando todo lo malo

Voy abriendo caminos para encontrarte
en este mundo perdido
también hay buenos amigos.

Y me llevaré
las buenas luces que tiene la gente
y cuando me sienta solo
me cuidarán para siempre
Como un río que camina hacia el mar
(Coro)

Como un río que camina hacia el mar
saca el dolor afuera
y no te quedes a esperar
como un río que camina hacia el mar
ríe, llora
que aun queda mucho por andar

Y aunque en el mundo hay personas tan grises
hay otras que no paran de brillar...


30 de mayo de 2011

Lo que dejó la noche







(cosas
 inesperadas)




Anoche se marchitaron las flores. Justo luego de que les agradeciera profundamente estar allí, estar tan bellas.
Los pétalos amanecieron regados sobre el mantel, y los tallos doblados aún verdes parecían querer lanzarse fuera del florero enorme, como esos peces que saltan fuera de la pecera y se asfixian.






Ojalá hubieran amanecido hermosas como amanecieron ayer.
'Ojalá', qué inútil esa palabra para los tiempos pasados. Ya nada se puede hacer, sino por el presente y futuro, aunque desgraciadamente ahorita vuelva a no saber qué es lo que pinta ese futuro. ¿Es acaso un buen paso para empezar, el saber lo que no quieres?
¡Ay! Yo no quiero perder más nunca mi confianza.


Tengo una fe enorme, sí, y es mucho, mucho lo que esa fe hace por mí, pero necesito algo más: Necesito compartirla con alguien. Alguien que me ponga nuevas flores en mi cuarto cuando yo esté triste por las marchitas.

Ah, flores, ¡eran tantas y las quería tanto!

Tramposa


Así te muestras:



y así eres:



¿Cuándo serás ciega de veras?

27 de mayo de 2011

Tout le monde



Tout le monde est une drôle de personne,

Et tout le monde a l'âme emmêlée, 

Tout le monde a de l'enfance qui ronronne, 
Au fond d'une poche oubliée, 
Tout le monde a des restes de rêves, 
Et des coins de vie dévastés, 
Tout le monde a cherché quelque chose un jour, 
Mais tout le monde ne l'a pas trouvé, 
Mais tout le monde ne l'a pas trouvé. 



Il faudrait que tout l'monde réclame auprès des autorités, 

Une loi contre toute notre solitude, 
Que personne ne soit oublié, 
Et que personne ne soit oublié 



Tout le monde a une sale vie qui passe, 

Mais tout le monde ne s'en souvient pas, 
J'en vois qui la plient et même qui la cassent, 
Et j'en vois qui ne la voient même pas, 
Et j'en vois qui ne la voient même pas.




Cada uno de nosotros tiene tanto de su esencia
 en común con los demás... No hay que olvidarlo

24 de mayo de 2011

Tipos de gente que no entiendo - Vol.1

Hay ciertas personas que participan o han participado en mi mundo, e inspiraron este post. También hay personas que he observado lo suficientemente cerca y por tiempo suficiente para caer en esta red de ideas.
A todos ellos:
 no se molesten conmigo. Nunca he querido ser su amiga, y en general me han caido muy bien.

Lo que sigue es una lista de aquellos individuos cuyo modo de ser no computo en lo absoluto. Si mi falta de comprensión los ofende en vez de divertirlos, creo que necesitan revisar su autoestima. No diré a nadie cómo vivir, y -repito- este post es meramente el reflejo de mis pensamientos entretenidos en ver lo que no comprenden.
___________________________________________________________________________________
Advertencia: este post puede tener algún contenido ácido, y potencialmente molesto si no estás aún definido en quién eres. You've been warned.
___________________________________________________________________________________

1. El megamacho mujeriego que es increíblemente dependiente de su mamá.
Por qué no lo entiendo: porque "Soy un hombre del s.XXI, vale" y un "¡Mamiiiiii!¡Hazme desayuno!" DIARIO simplemente no pegan.

2. El pana que anda pegado a un grupo de "panas" que sólo lo incluyen porque pueden usarlo como el chiste diario, el saquito inerte de boxeo, insultarlo a diestra y siniestra por diversión.
Por qué no lo entiendo: Si ya de por sí le falta autoestima, ¿no debería más bien buscarse un grupo que lo aprecie?

3. La monjita bipolar: La chama que, por un lado, no deja al pana darle un beso cuando están saliendo "para no dar[te] la idea equivocada", y por otro, se le aparece en la casa y permite beso, mano y todo lo que usted quiera hacer en el cuarto, el piso o el sofá.
Por qué no la entiendo: -creo que es obvio-

20 de mayo de 2011

Mensaje en la pared



Hay un tipo de felicidad que te hace sentir que vas a explotar en alegrías,
que no vas a poder calmar tus labios y dejar de sonreír.  
Hay otro tipo de felicidad que es como el último sorbo de vino después de la comida: 
te deja una sensación intensa que saboreas tranquilamente por lo que parecen horas.   
Y ese tipo de felicidad, señores, 
este tipo de felicidad 
-al que puedes volver con facilidad, 
con inmediatez y en toda la intimidad de algo que ocurre dentro de tí- 
no tiene igual.



- Porque has hecho mía esta última, me he llenado de fe.
En todo.
I can't thank you enough-

18 de mayo de 2011

Meses que debieron ser de flores



Media primavera: por ahí van más o menos los europeos y mi envidia. ¿Envidia? Sí. ¿Por? Pues porque mis primeros meses de flores y brisa fresca  y sol se los han llevado las lluvias. ¡Ah, qué clima el de este año!

En fin, siempre espero a la llegada de estos meses porque todo reverdece y florece y es genial pasar tiempo afuera… No es lo normal que yo ande metida todo el tiempo en algún tipo de cuarto cuando el calendario está entre su tercera y octava lámina. Pero no puedo achacarle todo a las lluvias. No. I overloaded myself more than a bit entre febrero y marzo y, luego de mis 3 semanitas (<3) de vacaciones, volví al trajín. Mi status actual: reducción de 17hr de trabajo a 14 (algo hará), materias con horario matutino –todas- y tiempo extra para la casa y mi novio que ya a estas alturas me considera una workaholic potencial (la mitad del tiempo que paso con él estoy ayudándolo con su empresa). No me quejo, tengo que admitir que me encanta esto, y que lo único que cambiaría sería Caracas por una ciudad con menos tráfico, y mi universidad  por una más flexible.


Han pasado cosas buenas y malas y se me han complicado un poco un par de proyectos, pero ahí vamos. Con salud se hace todo, ¿no?


Y bueno, lluvia o no lluvia, algo de color hay que ponerle a estos días de cielos nublados, y ¿qué mejor que disfrutar de las cosas bonitas de tu país?


Estoy a la expectativa de varios eventos que se han anunciado en Ccs para estos meses:
- La feria del libro de Chacao (la de la Plaza Francia), entre el 19 y el 29 de este mes (búsquenlo en @festilectura)
- La presentación de Tiempos para el amor,  del Ballet Teresa Carreño (este fin de semana)
- Delicarte o algún otro evento gastronómico en que me contente probando las cosas divinas y bien hechas que están preparándose en el mercado venezolano
- Una cata de vinos tipo Malbec que me pillé por ahí entre Pomar y unos argentinos.






Los dejo con una invitación a que disfruten también estos días lluviosos, y con la petición de que, si escuchan de algo bueno por allí, pasen el dato :) 
¡Saludos!

8 de marzo de 2011

cumple sofi

[...] de modo que desearte un feliz cumpleaños
podría ser tan injusto con tus felices
cumpledías
acordate de esta ley de tu vida
si hace algún tiempo fuiste desgraciada
eso también ayuda a que hoy se afirme
tu bienaventuranza
de todos modos para vos no es novedad
que el mundo
y yo
te queremos de veras
pero yo siempre un poquito más que el mundo.


................................................-Como siempre, Mario Benedetti-

15 de febrero de 2011

Para otros lectura-junkies como yo

¿Leer nos hace mejores? « Prodavinci: "“No necesariamente”, contestó el filósofo francés. “No hay ninguna garantía de eso, por desgracia. El siglo XX nos ha enseñado que hay gente muy cultivada capaz de comportarse de manera detestable”. Es una respuesta sensata; pero la pregunta persiste, aunque ahora parezca otra: ¿para qué sirven entonces los libros, para qué sirven las películas? A esta pregunta se le pueden dar muchas respuestas; la que más me gusta dice que los libros y las películas no siempre nos hacen mejores, ni más felices, pero siempre ensanchan nuestra vida, la vuelven más rica y más compleja, y por lo tanto más digna de ser vivida."

7 de febrero de 2011

Creciendo en Ccs

He roto 2 promesas en mi vida de adolescente-adulta. Ayer me di cuenta de que ya es demasiado tarde para reparar una de ellas. Las palabras con que las hice aparecen de vez en cuando como una sensación de llenura en ese espacio del cuerpo que las culpas escogieron como albergue.
Hoy - casi 6 años después- hablé al respecto. Poco a poco, una palabra tras otra, mis ojos mirando alternativamente a la ventana, a mis manos y a mi confesor, salió todo. Al aire encerrado en medio del jardín.

Se reirían si supieran de qué se trata, pero es importante para mí. No sé ni qué habrá sido de mis promesas. ¿Serán recordadas aún? ¿Lo fueron por un tiempo? ¿Qué ha pasado con ellas a quienes prometí? No sé. Las promesas son algo muy serio para mí, no tanto para otros.
¿Por qué les fallé? Para ambos casos, el mismo motivo: miedo. Caí en el enorme mar de personas que dejan a otra guindando de un contrato roto, por miedo. Justo lo que no me gusta que otros me hagan.
Y, ¿saben qué? No sé si lo he superado, pero sé que no quiero ser más cobarde.

Y, por eso, tengo un agradecimiento muy especial que hacer hoy:

Gracias a Caracas, a esta ciudad con la que tanto peleo y que tanto rebusco debajo de la infinidad de carros y gente. Gracias porque me albergó cuando pensé que era mi huida, porque calmó ese miedo que tuve en un principio, porque me mostró con qué olvidar un lugar que tanto amo y que nunca quise dejar.
Me tomó mucho valor aprender a montarme en este caballo intranquilo, que cuando quiere se deja poner silla, y cuando no, no, pero igual hay que montarlo. Y, recíprocamente, me ha dado valor para enfrentarme a esas cobardías que no admitía, incluyendo ésta.

Caracas da miedo, pero te vuelve los nervios de acero.
Caracas te cansa y te hace sentir mínimo, pero te enseña a echar pierna.
Caracas te disgusta, pero te atrae.

Caracas es así, un amor de esos impulsivos.
Y como todo amor, da ánimos.

(Hasta pa' que esta maracucha vaya a remendar promesas.)

6 de febrero de 2011

Al Sr. Díaz y al Sr. Parker

Noticia:
Britt Reid tuvo razón al decir los superhéroes tienen un estúpido detalle que - contra toda lógica- es defectuoso. Yo les digo acá otro: juegan limpio, siempre.De no ser así, no serían superhéroes.

Y yo creo que, a veces, no debería ser malo jugar sucio.
El rollo es que yo también crecí aprendiendo de los superhéroes y viendo mal a los villanos inmorales. So...shame on me.

Nah, en realidad estoy calmada :p
Bruno, Peter: porfa, ¿me dejan jugar sucio... una vez?

4 de enero de 2011

Mi color favorito



Estaba pensando en ese mega-privilegio que tienes en tu caserío por allá entre las tunas, de ver esos cielos. Si alguna vez los veo, recuérdame poner esta canción en mi iPod. ¡Me fascina!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...